Revista

Antonio Medeira. A las 9 de la noche sale el último empleado…

 

A las 9 de la noche sale el último empleado y a la una se duerme el guardia (Resolución final, a modo de panfleto, ante el exceso de burócratas y líderes mediáticos)

 

 

Porque eres pieza de veneración y de museo;

Porque el libertinaje es tema de rasurados;

Porque el cine de serie B y triple X entretiene a monjas y distrae a censores;

Porque el hedonismo de la web sustituyó a la blasfemia;

Porque los crímenes pasionales son cada vez menos frecuentes que los homicidios estatales;

(- ¡Felaciones gerontocráticas! – anunció a lo lejos el Señor Ministro)

 

Porque fuiste demasiado humano, héroe patético de una revolución;

Porque una esquina del distrito rojo tiene tu nombre y tu cabeza es molde para chocolates a veces laxativos;

Porque las operadoras de las líneas calientes pueden exceder en imaginación las “150 pasiones asesinas”

y se saben de memoria las descripciones de las once mil vergas que martirizaron al príncipe rumano Mony Vibescu;

Porque la irreverencia y el escándalo se reserva a la farándula;

Porque los clubes libertinos ofrecen colchones ortopédicos;

Porque los diseñadores de condones carecen de imaginación;

Porque la mayoría de reyes siguen vivos;

Porque al ateísmo se lo llevó la ecología;

(- ¡Burocracia anulanguesca!- advirtió a lo lejos el Señor Diputado)

 

Porque el siglo XX te hizo pan de cada día;

Porque con la cirugía plástica todo agujero puede recuperar su elasticidad;

Porque la calumnia, la violación, el robo, el incesto, el adulterio, la sodomía y el asesinato siguen siendo reprimidos por la ley;

Porque las pomadas acabaron con las hemorroides;

Porque el sexo está sobrevaluado como la cocaína y las finanzas;

Porque Gilles Deluze dijo que tu papá era Leopold Von Sacher-Masoch;

Porque la escuela de Frankfurt te comparó con la burocracia Nazi

y Passolini con el fascismo burgués y católico;

(-¡Vulva autocrática!- proclamó a lo lejos el Señor Secretario)

 

Porque Belle de Jour tiene más encanto que Juliette;

Porque Dios encontró refugio entre el mercado y los medios;

Porque las diferencias entre naturaleza y civilización desaparecieron;

(-¡Cleptocracia reproductiva!- vociferó a lo lejos el Señor Concejal)

 

Porque la necrofilia es todavía de uso exclusivo de tanatólogos y notarios;

Porque los estudios de género se inventaron la utopía de los sexos indiferenciados;

Porque tumbaron un muro para construir varios;

(-¡Plutocracia democraticodesbridada! – gritó a lo lejos el Señor Alcalde)

 

Porque Vincennes, Charentone y Bastille son sitios turísticos;

Porque los vendedores de biblias y enciclopedias hicieron escuela;

(-¡Cunnilingus republicano! – chilló finalmente a lo lejos el Señor Presidente)

 

Porque sólo un crimen podrá revivirte,

por eso esta junta decide robar tu famosa carta

para entonces quemarla,

Donatien Alphonse François de Sade.

 

 

 

 

Antonio Medeira (El Desierto, 1985), poeta y difamador. Ha publicado en revistas de masonería y en folletines pornográficos.

 

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: