Revista

Daniel Bencomo. Ver a Louise Brooks en una ventana del piso 24

 

VER A LOUISE BROOKS EN UNA VENTANA DEL PISO 24

 

Sentir como el gorrión

que teje la pantalla del éter

a través de los hilos menos visibles

de un químico en mixtura

—composito de plata, de hueva de antimonio,

de plata de mezcal—

creado por un grupo

de ardillas roijalbas

en el fondo de la nuca.

 

El ave tira de un color imposible

en la curva de la retina.

En las líneas del tiempo

las protestas toman forma

de muñón esmerilado

con saliva de búfalo.

 

Y una fuerza muy distinta a lo porno

cobra dimensiones

de vista panorámica abrazando los hechos.

Las cadenas de oruga impulsan a la médula

con el giro de la ouija más potente de otro cuerpo.

 

Como el mito más anestesiado

podemos tener alas

y pezuñas blanco y negro

que embisten por reflejo.

 

 

 

UN OJO DE BUEY EN AUSTRALIA

 

 

El cielo no se abría

en modo caleidoscopio.

 

Era un diorama, océano

sin definir

 

a golpe catalejo de nosotros

 

que abrimos el volumen del color

bajo el control remoto de una ninfa.

 

Entonces comenzaba a comprender el Nosotros

no como una orilla peligrosa,

sino como un coral cuando observa

que se avecina un barril de petróleo

caído por error desde algún barco bodega.

 

Era una fiesta observar los pólipos

ondear evanescentes

abrir la contrachapa en un azul tan bondage

hasta golpear la espuma en una playa australiana.

 

Ahí los encontró un aborigen

que medirá una constelación

a través de sus poros:

 

tal es la impresión que pervive

de tu no-tú

de mi no-mí:

 

pues al final no somos

sino un par de jabalíes

que toman el camino de regreso

justo por en medio de la carretera.

 

para C.

 

 

 

Daniel Bencomo (San Luis Potosí,1980). Su libro más reciente es Alces, Rejkyavik (2014, Libros Magenta-DGP). Del alemán ha traducido poemas de diversos autores como Hugo Ball o Hans Arp y los libros Canon previo a la huida de Tom Schulz (2015, Cuadrivio-DLSLP) y La calma entre el cero y el uno de Björn Kuhligk (2015, Bonobos Editores). Lleva el blog Mnemosyne Bar: cactusverbal.blogspot.mx

 

 

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: