Revista

Agustín Villalpando. Eco

 

Eco

 

En la calle
susurro juicios.
Llevo impermeable. Evito mojarme.
La gente se lamenta demasiado.

Mirar a los ojos
es benigno.
Despegar la lengua
también.

Las palmadas
no son necesarias.

Las conclusiones,
baratas y arbitrarias.

Las recetas son puentes
donde ebrios debaten su existencia.

“¿A qué te quieres dedicar entonces?”
Nunca hay respuesta.

Busco ciegamente el exilio.
El televisor ríe conmigo.
Mil  disculpas:
La corbata no es un amuleto.

 

 

 

Agustín Villalpando nació en León en 1991.

 

 

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: