Revista

Paola Bernal. Las voces también se palpan

 

Fiesta de Domingo

 

El cielorraso

Nebuloso y asimétrico,

Era el techo de la fiesta.

Mantelitos naranjas,

De un color chillón que engulle

La vista. Una multitud

De ojos como poemas,

Algunos melancólicos,

Otros pesados.

Llenos de abandono.

Pero sin prisa.

Se quedaban allí,

Sin más.

En el rostro, gestos

Desmesurados.

Y la singular euforia mexicana,

En las fiestas de los domingos.

Periquitos con melódicas

Del ayer y hoy.

De un amor desbocado,

Un sinnúmero de parejas,

Llorando y besándose.

Y una lira balbuce

Canciones que sus oídos jóvenes no conocerán jamás.

Boleros.

Canciones de dominio público.

De la fiesta del domingo.

 

 

Las voces también se palpan

 

Hay voces que se palpan

Sin manos,

Dijiste.

Hay poemas dispersos entre las ciudades,

Tendidos a media noche,

Vibrando o rugiendo

O reptando.

Ataviados en los amaneceres

Manchados de rosa.

La poesía es inenarrable,

Por eso no se toca,

Dijiste.

Por eso,

Tu cara y mis manos de ciego en ella.

—Todos guardaban silencio—

Es el sonido de un avión

Rompiéndose en el aire

Como pedacitos blancos de papel picado

Que pesa.

No está nevando.

 

 

 

Paola Bernal (Lagos de Moreno 1998) Pinta, escribe, comparte música, y todo lo demás.

Imagen: Josef Koudelka

 

 

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: