Revista

Luis Eduardo García. 3 textos de Armenia

 

BIENVENIDO AL MUNDO (FONDO MUSICAL: PRIMUS)

 

El 15 de abril de 1904 nace una reluciente porción de vísceras en Jorkom –un pequeño pueblo de Armenia. De inmediato le instalan un motor de gasolina y una estructura de luces.

 

Ese mismo día la criatura-máquina comienza a generar dolor.

Su productividad a lo largo de cuarenta y cuatro años será ejemplar.

 

 

THE JOY OF PAINTING (DOBLADO AL ESPAÑOL)

 

Pongamos un poco de verde claro. Ahora varias toneladas de roca.

Eso es.

Falta la nieve. Un poco más.

Algunas aves vuelan por aquí. Vean, es una familia de aves.

Qué hermosas.

El monte está terminado.

Ahora tomemos la espátula.

Pintemos a un hombre. Estará parado acá.

Muy bien. Es un turco feliz.

Me encantan los turcos felices.

¡Miren, está aplastando la cara de un viejo! Grandioso.

Hagamos otra docena.

Cómo brillan.

Unos cuantos armenios gritan de este lado.

Pobrecitos, ¿escuchan los cráneos reventándose?

Oh, uno de ellos quiere escapar. Qué diablos, no llegará muy lejos.

Se los dije.

Este grupo quemará los cuerpos.

Una pila más y habremos terminado.

Perfecto.

Parece un helado de vainilla

con jarabe de fresa.

 

 

¿EL SEÑOR ASOMBROSO ES UN TIMADOR?

 

El Señor Asombroso está encadenado dentro de una pecera de tres metros de alto llena de agua hasta el tope. La cadena tiene tres candados de acero ultra resistente. ¿De qué forma abrirá los candados teniendo como única herramienta un clip recubierto de plástico? ¿Cómo podrá liberarse antes de que el oxígeno almacenado en su organismo se agote?

 

No lo hará; la magia del acto radica en que no logra salir de la pecera. El público sufre viendo al Señor Asombroso patalear desesperado. Luego el telón se cierra. Siempre hay una persona que llora y otra que jura demandar a los responsables del show.

 

Al día siguiente está listo para ejecutar su acto de nuevo.

 

El Señor Asombroso es un hombre-anfibio que finge todas las noches su ahogamiento.

 

 

Luis Eduardo García. Es autor de Dos estudios a partir de la descomposición de Marcus Rothkowitz (Tierra Adentro, México, 2012; Libros Tadeys, Chile, 2015), Instrucciones para destruir mantarrayas (filodecaballos, México, 2013) Una máquina que drena lo celeste (Zindo & Gafuri, Argentina, 2014), Sentencias sobre arte conceptual. Versión con bacterias (Palacio de la fatalidad, México, 2015) y Armenia (filodecaballos, México, 2016). Es uno de los organizadores del archivo digital Poesía Mexa y colabora en Transtierros.

Romina Cazón. Poeta y artista audiovisual (Argentina). Reside en Querétaro. Es autora de varios libros de poesía y experimentos visuales. Dirige Revista El Humo, Zona no verbal y Poetas en mp3. Además tiene un proyecto de poesía binaria, en código morse y en diversos lenguajes de programación, CADENA DE CARACTERES.

 

 

 

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cargando…
A %d blogueros les gusta esto: