Eduardo Padilla. Bazar

 

Bazar

a W.T.

 

Religión lavando dogmas junto al río.

Religión inútil, preindustrial.

No de mafia,

sino de flautista con sombra

que evade al fisco.

 

No usamos etiquetas.

Los nombres se tuercen como serpientes bajo el pie del que practica la flauta.

 

Voces en el bazar.

Voces serpiente.

Celosía de flautas donde las palabras fallan.

 

Sombras de Arabia y Bali en la maleta.

Reloj de cuerda para agujero negro.

Flauta que se toca con la sombra de la lengua.

Niños de pueblo

perdidos en bosque prehistórico.

Maleta para niños

que se van y nunca vuelven.

 

También tenemos sombras de Marruecos.

En la parte de atrás.

Bajo la red de palabras.

Andadores para tigres.

Mapas que se derriten si se olvidan bajo el sol.

Barcos-flauta que bajan por el río.

Pinturas de motel con bancos de arena

donde las cañas cantan el canto hueco.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.