Eduardo Padilla. Romper Verbo en Caso de Incendio

 

Borradura

 

Al inicio uno es redondo y rollizo y uno

cree en todo.

Luego cumple uno 13

y parece

queso gruyere.

Luego una escultura de Chillida.

Luego una iglesia bombardeada.

Luego un poema de Creeley.

Luego un guante

menguante

en la mano de una morusa

que se ausculta

frente al espejo.

 

 

La Big Band del Bosón Higgs – live at Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire

 

Parece mentira que hoy

todo parezca mentira

y que la verdad

sea el negro muerto

que inventó todos los ritmos.

 

 

Romper Verbo en Caso de Incendio

 

No es verdad que el mundo se quema,

se quema sólo

lo que vive encima.

Se quema, entonces,

todo lo que come y se come

coge y se coge,

aborta y se aborta, caray,

demasiado tarde.

 

Debemos prescindir de estos verbos

que embarran de chocolate amargo

el mantel del mundo,

abandonar esta metáfora oportunista

que proyecta su sombra sobre el mantel

como queriendo proyectar una película

para inspirar a las tropas, en fin,

desencantarnos,

abandonar lo inflamable

y hacer las paces

con las piedras.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *