José Eugenio Sánchez. Sin título

 

ascendí en la montaña 5 kilómetros de una brecha demandante en 53 minutos

y alcancé una velocidad de 5.6 kms/hr

: eso significa que si un oso me ve a una distancia de 100 metros

y corro huyendo

me alcanzará en 7 segundos

y podrá devorarme en los siguientes 11

pero si no sucede eso

y solo me dan ganas de mear

y orino sin parar la marcha

el chorro alcanzará a caer a una velocidad de 2.9 mts/s2

dibujando a través de la luz del viento una curva prismática

pero si coincide que si meo sin parar

y el oso me sorprende y me persigue

significa que podré mearlo durante dos segundos antes de que me atrape

y ocho mientras me devora

 

 

(del libro: la física de walden)

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.