Liliana Núñez. Delirium

 

Delirium

El mono tiene una metralleta
detrás de su burla.

Piedad, mono, piedad.

Sus palabras son balas.
Una reverencia no logra aplacar su ira.

El mono le habla a los mudos,
toca el acordeón para los sordos.

En sus manos sostiene
una caja de misterios;

al girar la manivela,
salta la forma de su risa.

Qué monito tan simpático
con su traje de emperador.

 

 

Partida de Póker

El gato saxofonista odia el saxofón,
para olvidarlo toma whisky
y juega al póker con sus amigos:
los perros sin guantes ni sombrero.

Una victoria ¿Qué significa? ¿Acaso?
Bailar arriba del piano,
fumar las flores de las gatas.

Cansado de la espera se relame los bigotes
y toma prestado y toma y olvida
y prueba la suerte.

¡Atención! Hará una jugada.
El “Dandy Maldito” lanza los dados,
mueve las cartas.

La espada ¿la tiene?
(La guarda)
bien escondida.
¿Quién será la fortuna del afortunado?

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.