Julio Rivera. El dolor le da la forma al cuerpo 

 

El dolor le da la forma al cuerpo 

 

Un día después de chocar nuestros metales

los dejaremos

y habremos terminado la jornada

y daremos gracias a dios que nos dio esta tierra

y estos ojos;

el trigo, sorgo y estas manos ya ásperas.

Nos colocó un nombre

un cuerpo con que andar y

una mano que encaja con el resto.

Un día todo será correcto

y verdadero;

tu vida y lo que viste

será cierto, todo,

el dolor abandonará el cuerpo

y comenzará a alejarse,

ir lejos

para luego regresar

con más fuerza.

 

 

Luna con sombrero

 

Hoy mi madre me habló sobre

las púas

la belleza del ciclo menstrual

y el hierro.

 

Tu cabello se ha vuelto indispensable a tu cabeza.

Tu sangre al cuerpo.    

 

Palabras que salen del cuerpo/

no de la boca, pensé.

 

La lengua atrapada en la boca.

Los dientes en la encía.

 

Ahora me parece que todo tiene un extraño orden;

una configuración necesaria. No sentiré culpa:

 

Dormir desnuda

envuelta con papel celofán.

 

 

**

 

Este sol que nos ilumina es un sol artificial.

 

De tantos recuerdos me queda uno:

 

el día que escribí tu nombre con un taladro.

 

Y todo caía lentamente.

 

 

 

Imagen: J. F. Gautier d’Agoty

 

 

 

Un comentario en “Julio Rivera. El dolor le da la forma al cuerpo 

  1. La asociación libre ha sido de las principales características en el estilo de Julio, pero no es una asociación libre desorganizada como el producto en bruto del inconsciente; sus asociaciones son ordenadas casi obsesivas con las que estiliza y da belleza a sus líneas. Es un escritor hijo de la poesía y el psicoanálisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *